¿Qué es paidofilia?

La paidofilia es el término utilizado para referirse a la explotación sexual de menores de edad, sin importar su sexo o su raza. Un pedófilo es la persona que logra un estado de excitación a través de imágenes o situaciones reales pornográficas con niños.

La explotación sexual de menores en el mundo es un negocio que cuenta con grandes redes para proteger su negocio a costa de la utilización y degradación de menores de edad que no tienen posibilidades de defenderse.

La explotación sexual de menores de edad es un sistema organizado, que cuenta con características propias para el reclutamiento de los niños como también los métodos para retenerlos. Generalmente se utilizan niños que viven en zonas marginales, en fabelas o cualquier menor que esté en situación de calle aunque también se procede a secuestrar niños de otros estratos sociales, por lo que nadie está exento de los pedófilos. Generalmente los niños que se reclutan tienen entre 4 y 15 años y en algunos casos, son los mismos padres los que ofrecen a sus hijos a las redes de prostitución por algunas monedas.

En la explotación de la prostitución infantil existen desde redes con estructuras internacionales hasta proxenetas pequeños y explotadores familiares. En general, un pedófilo tiene características singulares como por ejemplo ser solitarios, de pocas palabras, y personas recluidas. Sin embargo, en los últimos tiempos con el auge de Internet los pedófilos tienen mayores posibilidades de no ser descubiertos. Mediante las herramientas que facilita la Red de redes pueden establecer relaciones con niños en chats y comunicarse con ellos hasta conseguir la suficiente información para ubicarlos o lucrar con sus fotografías simplemente, posteandolas en algún blog donde se exhiban este tipo de imágenes.

Las organizaciones que defienden los derechos de los niños y que luchan contra la paidofilia insisten en que los padres estén atentos a todos los movimientos de sus hijos, tanto en el uso de Internet como en las actividades y personas que frecuentan. La paidofilia es un delito en todos los países que adhieren a las Convenciones por los Derechos del Niño.