¿Qué es olivo?

El olivo es un árbol de origen mediterráneo que demora en crecer aunque es muy resistente. Sin embargo, hoy en día el olivo es un árbol que se cultiva en todos los lugares donde el clima permite que crezca y se conserve en buen estado.

El olivo tiene características particulares: posee un tronco torcido, una copa ancha formada por muchas ramas que tienden a dispersarse. Las hojas del olivo son verdes y blanquecinas en su revés. La especie olivo necesita un suelo profundo pero, como rehuye a la humedad, necesita que el suelo sea seco.

La cantidad de ramas que tienen los olivos hace propicio que distintas especies de aves lo utilicen como refugio. En muchos casos, los agricultores deben combatir las especies que pueden llegar a dañar el árbol. Si quieres cultivar un olivo, puedes hacerlo durante los primeros años en una maceta. Pasado un tiempo prudencial, tendrás que trasplantar el olivo al jardín. Cuando el árbol es pequeño, es necesario que se lo cuide de los cambios climáticos. Una vez que trascurrieron los primeros 10 años, el olivo se hace resistente sobre todo a las heladas y protege su fruto con sus propios medios. El clima que más lo perjudica es el viento seco y aquellas temperaturas elevadas, sobre todo durante la floración, aunque es muy resistente a la sequía.

Un olivo es un árbol que puede alcanzar hasta 15 metros de altura. Sin embargo, los expertos recomiendan que se controle su altura mediante la poda, porque al tener un tronco torcido, si el árbol comienza a crecer mucho puede perder estabilidad y ocasionar un daño, sobre todo si se elige al olivo como una planta de jardín. Un olivo no podrá crecer en el interior del hogar ya que son árboles que necesitan gran cantidad de luz. En caso que no pueda obtener la suficiente luz solar probablemente el olivo reducirá la formación de sus flores.

El olivo es un árbol que se ve afectado por multitud de plagas. Algunas de las más habituales son la arañuela de olivo, la polilla de olivo o la mosca de olivo. En todos los casos, será necesario acudir a tratamientos químicos con expertos para salvar la planta y evitar que el olivo muera.

El fruto del olivo es la aceituna. Según la especie de olivo, puede tomarse uno de los frutos y comerlo directamente de la planta. Sin embargo, la mayoría de los olivos producen sus frutos para convertirlos en el tradicional aceite de oliva.

Agregar Enlaces Relacionados:

www.que-es.net/admin/build/block/configure/block/7